jueves, 24 de mayo de 2012

Capítulo 9



Este es un poco corto porque en el próximo empiezan las entrevistas... :D

Llego a mi casa llorando y mis padres me miran preocupados. Entro en mi habitación y Asher me mira preocupado. ¿Por qué sigue allí? Bueno no me molesta, todo lo contrario, le necesito. Abre sus brazos y me lanzo a ellos llorando.

-¿Te ha hecho daño Roxana? -Me pregunta mientras me intenta calmar.

Yo niego con la cabeza y recuerdo lo que días más tarde hablamos sobre escaparnos. ¿Podría ser este el momento?

-Entonces... ¿qué te ha pasado? -Parece preocupado de verdad por lo que decido contarle todo. Cuando he terminado me mira suspirando y me susurra -:No pasa nada.

Minutos más tarde se ríe y yo extrañada le miro.

-¿De qué te ríes?

-De que eres... especial.

-¿Especial? ¿A qué te refieres?

-Vamos Lía, mira a tu alrededor. Nadie en todo el Capitolio piensa eso. A ellos no les importa lo más mínimo el dolor de los demás. Todos son superficiales y su mayor preocupación es que se les quite el maquillaje, para saber cuándo volver a pintarse.

Asiento porque tiene verdad, él tan razonable como siempre. Bajo las escaleras y mi Tía me hace un gesto para que la siga. Asher me suelta la mano y se sienta junto a sus padres en el sofá.

-¿Qué pasa Tía Ely?

Me mira con mala cara como si supiera desde antes qué es lo que me iba a preguntar. Bajo la cabeza y le cuento toda la historia desde el desfile. Termino y Tía Ely me mira con cara de estar pensando en algo que yo le hubiera preguntado.

-Eso mismo me recorría la cabeza cada dos por tres cuando tenía tu edad. No te preocupes, con el tiempo lo olvidarás. -Me dice Tía Ely

-Lo dudo. -Respondo, eso es imposible pues siempre estarán en mi cabeza aquellas matanzas en la arena, aquellos rostros de niños pequeños en las cosechas y la alegría que desprendía el Capitolio en el desfile... Toda la gente deseando verles muertos...

-Respecto a lo de Roxana... no tengo muchos consejos amorosos para ti. Confío en que sepas tu salir de eso.

Me guiña un ojo y vuelve a entrar en el sofá. Cuando voy a entrar al lado de la puerta encuentro una carta. La abro y la leo:

<Querida Leila. He decidido aceptar tu propuesta, no eras la única que tenía saber eso así que espero verte en las entrevistas.>

Me extraño de que me haya dicho que nos veíamos en las entrevistas pues mi padre no pudo conseguir entradas para ir a verlo. Entonces miro de nuevo el sobre y descubro dos entradas en segunda fila para verlo. Salgo corriendo pues quedan 30 minutos para que empiecen, entro y les encuentro todo rápidamente. Nos dan permiso para ir y Asher y yo salimos corriendo. Nos sentamos y diez minutos después aparece Caesar Flickerman. Con su sonrisa espectacular de siempre y esas pintas típicas del Capitolio. Me pregunto qué pensarán los tributos de las pintas que llevamos aquí en el Capitolio.

4 comentarios:

  1. Me encanta,pero claro,espero el siguiente y la reacción de Leila cuando Peeta responda a su pregunta ^.^ Un besazo enorme!!

    ResponderEliminar
  2. me encanta tu historia! hace tiempo que la sigo y me gusta mucho, es muy original y transmite de verdad lo que pensamos de los habitantes del capitolio.
    Te he afiliado porqe me gustan tus historias muchisimo! Te dejo aqui mis blogs por si te qieres pasar
    un muxu
    http://wonderlandbynina.blogspot.com.es/
    http://destinyhopeesperanza16.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Okk
      En seguida los miro y te afilio.
      Graciasss!
      :D

      Eliminar