jueves, 7 de junio de 2012

Capítulo 15


 

Aquí está el capítulo. JeJeJe. La verdad es que es muy triste :( pero bueno... (La de la foto es Amalle) Espero que os guste :P

-¿Co... Cómo? -Pregunto confusa. De repente es como si no entendiera nada y el mundo se pone a dar vueltas. Puede que en ocasiones no le hubiera dicho cuánto le quería, pero ahora que sé lo que tiene en mente, cosa que no se le borrará hasta que la haga, sé que le perderé.

Amalle se pone a llorar y yo intento calmarla. Siempre que me preguntaba por el amor verdadero y puro los miraba a ellos, eran la pareja perfecta y se notaba a simple vista que se querían de verdad.

-¡Aleo! -Grito poniéndome seria. -¡Escúchame vale cabezón! Tú no vas a hacer ninguna estupidez, te vas a quedar con Amalle y conmigo, con papá, con mamá y con el enano. Vas a borrar esa horrible idea de tu estúpida cabeza y vamos a hacer lo que hacemos todos los años.

-Leila, tú no entiendes nada. -Dice lentamente Aleo. -Tú no te vas a meter en mi vida, yo haré lo que quiera. -Entonces empieza a hablar todo lo deprisa que puede. -No pienso hacer como todos los años anteriores. ¿Para qué recoger dinero? ¿Para qué ver sufrir a 24 personas? ¿Para qué ver las caras de tristeza de los familiares? ¿PARA QUÉ VER MORIR A VEINTITRÉS PERSONAS INOCENTES?

Cuando acaba de hablar/chillar/desaojarse, etc. Coge aliento y le miro con precaución.

-Leila -empieza a decirme cansado -nunca te he dicho lo lista que lo eres, ni lo guapa que eres... y ahora quiero decirte que... me siento orgulloso de haber sido tu hermano.

De repente empiezo a oler algo. ¿¡Una despedida!? No, NO, ¡NO! Rotundamente no.

-Amalle... que sepas que te quiero, no tengo palabras para describir cuanto te quiero...

-Aleo, tú no vas a hacer nada. -Amalle parecía furiosa y enfadada. Agachaba la cabeza y eso impedía que se vieran las gotas que rodaban por su cara. Aleo se dio cuenta cuando le puso la mano en la pierna y una gota calló en su mano.

Amalle llevaba el pelo blanco y rosa, sus ojos iban pintados totalmente de un rosa más oscuro. Por lo que sus lágrimas eran como tristes ríos rosas.

Amalle no se podía creer lo que estaba pasando. Me echaron de su habitación para despedirse más íntimamente y yo no puse pegas. Tenía que hacer algo y no sabía que... Decidí irme a dormir un rato.

Cuando me desperté descubrí a Rudy llorando junto a mí. Mi hermano pequeño vio como me despertaba e intentó sonreír, patéticamente. Las lágrimas salían de sus ojos y parecían no cesar. Mi corazón me decía que algo había pasado. Cogí a Rudy en brazos y me precipité por la escalera, estuve a punto de tropezar en dos ocasiones pero eso no me impidió mi bajada.

Llegué al salón y vi a mi familia, también estaban las de Asher y la familia de Amalle. Esto cada vez me gustaba menos. Asher apareció por la puerta atropelladamente y me dio un reconfortante abrazo. Me quede en shock y no recuerdo nada más que lloros y más lloros.

5 comentarios:

  1. Aaaay qu triistee peroo me ha gustadoo muxo:)
    Sigue escribiendo asi porfavor qu lo hace genial:D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciass
      Si, es un poco triste pero es que en la vida o se sufre un poco o no es vida...
      :D

      Eliminar
    2. Yaaa jejeje bueeno es verdaad:)

      Eliminar
  2. D: Pobre Aleo..............
    Genial,como todos ^.^
    Espero el próximo pronto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas graciass
      Ya lo estoy escribiendoo!

      Eliminar